El disconfort no es teoría

 

Ya sabés que el confort nos está cagando la vida. Si no todavía no te cayó esa ficha, en este post te cuento la factura que esa comodidad nos pasa en nuestras relaciones con nosotros mismos y con los demás. 

Quedarnos en lugares que en lo inmediato nos resultan muy cómodos a la larga terminan limitando nuestra capacidad de lo que podemos aprender, experimentar y sentir en nuestra vida. 

En la contracara, en el disconfort, está la expansión. 

Yes Theory es un canal de Youtube que me encanta, que sigo hace muchos años y que pone todo eso en evidencia. 

Empezó en 2015 como un desafío medio goma de un grupo de amigos que se propusieron cumplir 1 desafío bastante ridículo por día durante 30 días.

En el transcurso de casi 10 años, la cosa fue mutando a otro nivel.

Hoy estos flacos buscan viajar a lugares, mezclarse con culturas y exponerse a experiencias que pongan a prueba sus habilidades, preconceptos y miedos. Su objetivo es explorar lo que son realmente capaces de lograr y sentir cuando se zambullen de lleno en el disconfort.

Se ganaron el enorme disconfort que me generó clickearles “follow” porque son un lindo caso de estudio práctico de la transformación que podemos tener cuando elegimos salir de nuestra zona de confort. Lo que te muestran es auténtico. Sus miedos, sus inseguridades, sus prejuicios, sus inconsistencias y sus revelaciones son auténticas. En todos estos años, fui viendo como estos pibes, con mucha humildad, fueron creciendo, aprendiendo y rompiendo su maraña de modelos mentales limitantes a través del disconfort.

Si estás buscando un poco de inspiración para abrazar tu propio disconfort, te recomiendo que arranques por sus dos canales.

Su “teoría del sí ” al disconfort se materializó también con el lanzamiento de una marca solidaria de indumentaria llamada Seek Disconfort, en la que plasman su convicción de que la vida se torna mucho más expansiva fuera de nuestra zona de confort. Además me parece muy interesante como, a través de su campaña “Love over Fear”, también empujan la noción que abrazar el disconfort del miedo lleva a generar más amor.

Porque ese es otro de los problemas del confort, a veces nos paraliza y nos aleja del amor.

No es confortable tener conversaciones difíciles con personas que lastimamos o nos lastimaron. Para muchos, tampoco es confortable aceptar y acercarse a alguien que es muy diferente. A muchos, lo diferente nos genera miedo. Aceptar el disconfort que nos genera ese miedo, es la puerta de entrada a más posibilidades y más amor.

Abrazo y hasta la prox.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *